CHURCHILL.... SIEMPRE DE CORBATA

 

CHURCHILL....
SIEMPRE DE CORBATA 

Lillian Calm escribe: “Dejemos a Boris Johnson y al personaje Churchill -insisto una vez más, siempre de corbata- para recuperar algunas de esas frases del también Premio Nobel de Literatura. Curiosamente, y quizás ello me lleva a destacarlas, suenan muy a tono, por angas o por mangas, con el Chile de hoy”.     

 

En un año más, precisamente en estas fechas (el 24 de enero, para más exactitud), Londres conmemorará los sesenta años de la muerte de Winston Churchill, quizás el más grande estadista del siglo XX.

Dos veces Primer Ministro de Inglaterra fue un grande que nunca se sintió menoscabado por usar corbata. Sus frases, casi todas para el bronce (según la manida descripción), acrecentan su recuerdo. Lo cierto es  que muchas no se encuentran solo en sus libros y memorias, sino también en sus biografías, una de las cuales  tiene como autor a quien iba a ser décadas más tarde uno de sus sucesores , aunque en el siglo XXI: Boris Johnson, quien escribió El factor Churchill.

 

Pero dejemos a Boris Johnson y al personaje Churchill

-insisto una vez más, siempre de corbata- para recuperar algunas de esas frases del también Premio Nobel de Literatura. Curiosamente, y quizás ello me lleva a destacarlas, suenan muy a tono, por angas o por mangas, con el Chile de hoy.

Me limitaré solo a algunas:

 

 

* El mejor argumento contra la democracia es cinco minutos de conversación con el votante medio.

 

* Construir puede ser la tarea lenta y laboriosa de años. Destruir puede ser el acto irreflexivo de un solo día.

 

* El precio de la grandeza es la responsabilidad.

De nada sirve decir lo estamos haciendo lo mejor posible. Tienes que hacer lo que sea necesario para tener éxito.

 

* El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles, sino importantes.

 

* El coraje es lo que se necesita para pararse y hablar; también es lo que se necesita para sentarse y escuchar.

 

* En el curso de mi vida, a menudo me he tenido que comer mis palabras, pero debo confesar que es una dieta sana.

 

* Un hombre hace lo que debe, a pesar de las consecuencias personales, a pesar de los obstáculos, peligros y presiones, y eso es la base de la moral humana.

 

* El socialismo es como un sueño. Tarde o temprano despierta a la realidad.

 

* Quien no es liberal cuando es joven, no tiene corazón. Quien no es conservador cuando es viejo, no tiene cerebro.

 

* Todos los hombres cometen errores, pero sólo los sabios aprenden de sus errores.

* El único error real es aquel del que no aprendemos nada.

* Es siempre sabio mirar adelante, pero difícil mirar más allá de lo que puedes.

 

* Si abrimos una disputa entre pasado y presente, encontraremos que hemos perdido el futuro.

 

Me parece suficiente.

 

Lillian Calm

Periodista

01-02-2024

 

 BLOG: www.lilliancalm.com

Entradas populares de este blog

AL LEER EL ALLENDE DE DANIEL MANSUY

LIBRO REVIVE A GONZALO VIAL, UN HOMBRE QUE AMÓ A CHILE

LA ZAGA DE NILAHUE… Y TAMBIÉN DE LOS BARAONA