DURANTE EL PRE AJUSTE DE GABINETE

 

DURANTE  EL PRE AJUSTE

DE GABINETE

 

Lillian Calm escribe: “Me parece que con el episodio megáfono el mandatario deshabitó el cargo. Por eso me pregunto: ¿Dónde estaban los asesores del segundo piso? O, ¿todo fue programado por ellos? Por otra parte tampoco sé si responde a un programa preconcebido la alusión presidencial al ex ministro y fundador de Renovación Nacional, Sergio Onofre Jarpa”.

No me referiré al esperado cambio de gabinete. Tampoco a la muerte anunciada de Giorgio Jackson, ni al extemporáneo soliloquio con que procuró explicar su partida. Ya es un tema demasiado manido, como lo es el del megáfono al que recurrió el Presidente de la República para sumarse a las huestes que llegaban a protestar a Palacio.

Pero este día a día, megáfono incluido, que desembocó en el ajuste ministerial, me lleva a preguntarme: ¿en qué estarán los asesores de Boric en La Moneda? ¿Él les hace o no les hace caso?  ¿Estarán realmente con el Presidente?

Lo que me pasa es que no entiendo algunas señales: al sumarse a la ya tan mentada y  espontánea protesta habitacional (al parecer, a todas luces prefabricada), con  adherentes bien remunerados que le facilitarían el megáfono de marras, el mandatario no iba solo. Lo acompañaba la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, quien sigue firme como peral. ¿Eso estaba predeterminado?

Ella no solo dijo -y tiene razón- que la gente está chata. Hay más:  pasando por alto a la directora de Ceremonial y Protocolo (que es una embajadora de carrera), optó por dictar normas de estilo y buenas costumbres… siempre respecto al inefable episodio del megáfono. Dijo: Cuando a uno lo van a visitar a la casa puede salir a recibir ¿Por qué va a ser un problema recibir a la gente que se está movilizando?

Así, además de pasar por encima de la embajadora, dictó normas que no están contempladas en ningún manual de etiqueta, ceremonial o protocolo. Menos en el ya antiquísimo Debrett.

Pero hay algo más grave: existe lo que se denomina la dignidad del cargo. El propio Gabriel Boric, señaló a La Tercera en abril de 2022, cuando Interior era ostentado por Izkia Siches:

La idea de habitar una institución, habitar un cargo que es más grande que uno mismo, implica que hay cosas del cargo que se pueden adaptar a uno, pero hay muchas cosas de uno que se tienen que adaptar al cargo también. Y eso implica que en todo momento estamos siendo evaluados, en todo momento estamos siendo representantes del gobierno y, por lo tanto, hay que actuar con una concentración y un respeto a la dignidad del cargo que exige mucho más de nosotros.

Me parece que con el episodio megáfono el mandatario deshabitó el cargo. Por eso me pregunto: ¿Dónde estaban los asesores del segundo piso? O, ¿todo fue programado por ellos?

Por otra parte tampoco sé si responde a un programa preconcebido la alusión presidencial al ex ministro y fundador de Renovación Nacional, Sergio Onofre Jarpa. El Presidente Gabriel Boric dijo que desgraciadamente, gente como Sergio Onofre Jarpa terminaron sus días impunes, pese a todas las tropelías que cometieron. 

Curioso. Conocí bastante a Sergio Onofre Jarpa, sobre todo cuando fue embajador en Argentina en plena mediación papal (tuve que viajar varias veces a reportear).

A pesar de las continuas amenazas que recibía en la sede diplomática, en la bonaerense calle Tagle, y de la coyuntura cuasi bélica, Jarpa fue especialmente respetado en Buenos Aires, donde se hizo de grandes amigos y se convirtió en uno de los tantos hombres públicos chilenos que hicieron posible que se firmara el Tratado de Paz y Amistad con el vecino país, bajo la mediación de Juan Pablo II; en otras palabras… que se evitara la guerra.

Eso fue en 1984. Según tengo entendido, el Presidente Gabriel Boric nació recién en 1986.

Siempre que recuerdo la figura de Jarpa se me viene inmediatamente a la memoria una  intervención suya en televisión, tras las parlamentarias de 1973. Entonces se enfrascó en un duro debate con el comunista Orlando Millas y, entremedio, el entonces radical Aníbal Palma trató vanamente de terciar. Jarpa lo miró de reojo y solo le espetó  Esta es pelea de perros grandes, mi amigo; no de quiltros

 

Lillian Calm

Periodista

17-08-2023

 

 BLOG: www.lilliancalm.com

Entradas populares de este blog

AL LEER EL ALLENDE DE DANIEL MANSUY

LIBRO REVIVE A GONZALO VIAL, UN HOMBRE QUE AMÓ A CHILE

LA ZAGA DE NILAHUE… Y TAMBIÉN DE LOS BARAONA