EL DÍA DE…

EL DÍA DE…

Lillian Calm escribe: “Podría hablar de muchos otros ‘días’ -no solo del de la Mujer-, tema que si bien me entretiene también me supera. Pero a mí el que más me gusta es el Día de la Marmota. Lejos. Se celebra en el pueblo de Punxsutawney, estado de Pensilvania. cada 2 de febrero. Fue prácticamente hace un mes… y todo está sujeto al comportamiento de la marmota Phil, que predice la duración del invierno. Depende de si ese 2 de febrero el animal sale y deja de hibernar, o permanece en su guarida”.

Cuando aún resuenan los ecos del Día de la Mujer (cuesta que se apaguen) me entretiene detenerme en el porqué de esta profusión de celebraciones que, de un tiempo a esta parte, jalonan ya no los calendarios de grueso papel que colgaban en las cocinas, sino todo tipo de aplicaciones computacionales.

Otrora, recuerdo, había un Día D (no el Día de…): era el histórico desembarco en Normandía en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, que culminaría con la victoria de los Aliados.

Ahora nos referimos a los muchos Días de... Quizás uno de los más originales es el de la marmota, y suma y sigue, pero aún se sigue hablando del Día de la Mujer.

¿Qué se celebra realmente? ¿Por qué un 8 de marzo? Esa fecha, según mis entendederas, fue propuesta por la comunista Clara Zetkin quien a principios del siglo pasado, en 1911, instauró el Día de la mujer trabajadora, hoy Día Internacional de la Mujer, en conmemoración a esas 129 mujeres que en1909 murieron en un incendio que se produjo en una fábrica de Nueva York.

El 8 de marzo de 1914, tres años más tarde, en diferentes ciudades de Europa, grupos de mujeres   se reunieron pidiendo paz, sufragio y trabajo. Continúa la historia: en 1917, las mujeres rusas decidieron realizar una multitudinaria huelga de hambre contra las políticas del Zar y usaron como fecha de inicio el 8 de marzo, ya constituido en día de reivindicaciones.  



Es decir, ese mismo día 8 de marzo, que hoy se celebra como Día Internacional de la Mujer, primero fue patrimonio comunista: la Unión Soviética, China y España fueron países pioneros en consagrarlo como día de las mujeres.  Y ahí entró la inefable Naciones Unidas, organismo no siempre acertado, que lo reconoció 
como
fecha oficial del Día Internacional de la Mujer, en 1977. 



Pero , ¿qué podemos decir de la mencionada Clara Zetkin? Fue una comunista alemana de gran influencia y cuyos orígenes se encuentran en el Partido Socialdemócrata Independiente. Pasó por la llamada Liga Espartaquista y de ahí llegó al KPD o Partido Comunista. Amiga de Rosa de Luxemburgo e inspirada en Lenin, al morir a los 76 años, fue enterrada junto a la muralla del Kremlin, en Moscú. Su imagen ilustra un billete de diez marcos de la fenecida Alemania Oriental, ahí donde reinaría Erich Honecker.

Eso celebrábamos ayer.

Podría hablar de muchos otros días -no solo del de la Mujer-, tema que si bien me entretiene también me supera. Pero a mí el que más me gusta es el Día de la Marmota. Se celebra en el pueblo de Punxsutawney, estado de Pensilvania, cada 2 de febrero. Todo está sujeto al comportamiento de la marmota Phil, que predice la duración del invierno. Depende de si ese 2 de febrero el animal sale y deja de hibernar, o permanece en su guarida.

¿El origen? Algunos atribuyen esta costumbre a inmigrantes alemanes. Como agricultores cada año recurrían a este método -pbservar a Phil- para pronosticar el tiempo y organizar sus cultivos,. Así lo habrían hecho en Alemania. Eso… desde 1887.

¿Qué ocurrió este año con Phil? Pronosticó que la llegada de la primavera demorará. Más bien, que el invierno se extenderá durante seis semanas más… y Phil (o el nuevo Phil que reemplace a su primer antepasado) regresó a su madriguera a echarse una buena siesta.

 

Lillian Calm

Periodista 

09-03-2023

Entradas populares de este blog

AL LEER EL ALLENDE DE DANIEL MANSUY

LIBRO REVIVE A GONZALO VIAL, UN HOMBRE QUE AMÓ A CHILE

LA ZAGA DE NILAHUE… Y TAMBIÉN DE LOS BARAONA