EL GATO JOTA NUEVAMENTE DE CANDIDATO

 

Lillian Calm escribe: (habla el gato) “Quiero ser a la vez constituyente, alcalde, gobernador y por supuesto Presidente de la República para darle al menos algún rumbo a este país que, desde que espontáneamente, como dicen, se han incendiado al unísono tantas iglesias y estaciones de metro, Chile no tiene Dios ni ley”.

Soy el gato Jota (en realidad mi nombre completo es Francisco José). Esta vez le pedí a la autora de estas columnas o más bien de este blog, que me cediera su espacio. No lo hizo de muy buena gana porque siempre me dice que yo en materia política soy muy negativo y no veo por parte alguna los logros que se han obtenido en nuestro país. Yo me callo pero pienso muy para mis adentros que esos logros se habían obtenido y ahora se han ido des-obteniendo. No sé si se dice así.

En todo caso le oí comentar a ella que en estos tiempos de elecciones se presenta “hasta el gato”. No sé si fue piropo o por el contrario una muestra más de su absoluto desprecio por la clase política, partiendo por supuesto por el Congreso, pero ese es un comentario que de paso nos deja muy mal a nosotros, los gatos.

Si bien yo he preferido ser cauto y todavía no me había pronunciado, como se presenta hasta el gato junté mis papeles (unos que dan en las municipalidades cuando se inscriben las mascotas, y otros que entregan las veterinarias certificando que uno tiene las vacunas al día… pero no las del Covid, porque a los gatos no nos da sino que solo a los murciélagos chinos) y decidí partir a presentarme.

Pero en el camino al Servel me frené. ¿Quiero ser constituyente o alcalde o gobernador o Presidente? (Aclaro que parlamentario por ningún motivo, porque no me haría bien rozarme con mis pares ya que soy muy celoso de mi equilibrio mental).

Sin embargo, aunque suene reiterativo, como se presenta hasta el gato (y se lo oí decir cuando ella leyó en voz alta la lista de los que hoy se consideran presidenciables) decidí que me gustaría ser de todo salvo senador o diputado.

Es decir, quiero ser a la vez constituyente, alcalde, gobernador y por supuesto Presidente de la República para darle al menos algún rumbo a este país que, desde que espontáneamente, como dicen, se han incendiado al unísono tantas iglesias y estaciones de metro, Chile no tiene Dios ni ley.

Me retracto: Dios sí tiene porque siempre está ahí y no podemos perder las esperanzas, pero no hablemos de las leyes que ahora, me dicen que se ha montado una cruzada en pos de ello, quieren favorecer directamente a los malhechores perdonándoles sus fechorías y dejándolos en la más absoluta impunidad. El mundo al revés, pero el de los humanos, por supuesto; no me refiero al mundo de los gatos, que es mucho más sano.

Es tal el desbarajuste que supe que incluso la señora que está a cargo de los derechos humanos en el mundo, y que es chilena, nombró a dedo a una amiga suya que también se ha asomado al olimpo de los organismos internacionales, para catapultarla como candidata presidencial de Chile.

Que no nos engatusen. En todo caso, a los gatos no nos engatusan porque entendemos de ello y es por eso que no me cabe la menor duda de que esa candidata a quien no

conozco y hasta se me olvidó el nombre, es sin duda la que ha sido elegida como ad hoc por toda esa parafernalia de los organismos internacionales que se potencian entre ellos en sesudas reuniones de alfombra roja lanzando directrices urbi et orbe que luego les permitan tirar para su molino. Siempre para su molino… Y los molinos suelen estar siempre plagados de ratones.

Por eso creo sano desenmascarar esa orquestación que viene de fuera y que está trazada para nuestro país desde las más altas esferas foráneas. Si me aseguran que la del nombre que se me olvida hasta estuvo en la ONU Mujeres cuando la otra chilena, la que la designa ahora a dedo como su candidata presidencial, fue directora ejecutiva.

Y esto lo doy firmado. Desde chiquitito me enseñaron un refrán que me repito siempre a mí mismo: “Mucho sabe el ratón, pero más el gato…”.

 

Lillian Calm

Periodista


Entradas populares de este blog

AL LEER EL ALLENDE DE DANIEL MANSUY

LIBRO REVIVE A GONZALO VIAL, UN HOMBRE QUE AMÓ A CHILE

LA ZAGA DE NILAHUE… Y TAMBIÉN DE LOS BARAONA